ECOMPROMISO

COMPROMISO, SOSTENIBILIDAD, FUTURO

El compromiso con el planeta y el desarrollo, más que una apuesta, es hoy una necesidad. Las personas, las ciudades y la sociedad en su conjunto demandan acciones que miren hacia el futuro, que minimicen el impacto y persigan un horizonte sostenible y protegido.

Con el fin de afrontar el reto de la lucha contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente, el sector de la construcción tiene definida una hoja de ruta dirigida a la transición hacia un modelo climáticamente neutro, sostenible, circular y eficiente en el uso de recursos. Una transformación en la que la tecnología y la digitalización juegan ya un papel fundamental, del que Impais forma parte activa.

Trabajamos por la eficiencia. En todos los estudios y obras que acometemos contemplamos el impacto medioambiental que estos pudieran tener con el fin de reducir los riesgos al máximo. Aportamos alternativas y soluciones eficaces que garantizan los mismos estándares de calidad evitando perjuicios a nuestro entorno.

Trabajamos por el ahorro energético. La polución del aire es una de las principales batallas de nuestro siglo. Los altos niveles de contaminación disminuyen la esperanza de vida y afectan, en mayor o menor medida, a toda la población occidental. Desde Impais queremos cambiar esta tendencia y por ello evitamos emplear técnicas y herramientas que afecten, directa o indirectamente, a la calidad del aire.

Trabajamos por el aprovechamiento del agua. El agua es uno de los recursos más preciados. Hoy sabemos que desperdiciarla afecta directamente a la biodiversidad, a la alimentación y a la economía. Desde Impais trabajamos por preservar una buena calidad del agua, evitando verter compuestos químicos, y aplicamos procesos y técnicas que reducen el despilfarro.

Nos aliamos con la tecnología. Trabajamos en proyectos donde la tecnología pone en el centro a las personas, tanto a los trabajadores como a los ciudadanos que vivirán la edificación. Tanto la digitalización de procesos que ayudan a planificar mejor y reducir gastos, como la robótica más puntera que permite optimizar tiempos, recursos y la seguridad de las personas, son partes de un proceso de digitalización que solo acaba de empezar.